Columna lumbar

Hernia de disco lumbar

La columna lumbar y los problemas de disco son una de las causas más frecuentes del ausentismo laboral en los países occidentales. Las intervenciones de disco lumbar son de las que se realizan con mayor frecuencia en los países europeos. Las hernias de disco lumbar se producen mayormente de manera espontánea, con una aparición repentina de dolor como si se tratara de una descarga eléctrica aguda que irradia hacia la pierna. Muchos pacientes sufren dolor en la parte inferior de la espalda en las semanas previas a la aparición de este dolor más agudo. También es frecuente sufrir pinchazos y debilidad. El tratamiento agudo consiste en fármacos para aliviar el dolor y antiinflamatorios. En caso de debilidad seria, pérdida de sensación de querer orinar o rápida reducción del dolor con una mayor debilidad, sería conveniente realizar una resonancia magnética de urgencia así como intervenir quirúrgicamente.
Muchas hernias de disco no requieren operación. Sin embargo, cuando los síntomas no mejoran con un tratamiento conservador y a veces invasivo para el dolor (por ejemplo a través de epidural) o cuando persisten las deficiencias neurológicas, se debe considerar seriamente la necesidad de intervenir quirúrgicamente.

Imagen de Resonancia Magnética (MRI):
Hernia discal lumbar en el
columna vertebral

Estrechamiento óseo del canal espinal – estenosis espinal

La estenosis espinal suele presentarse en las últimas décadas de vida debido a cambios degenerativos (véase más arriba). Es en la gente mayor donde se observan con mayor frecuencia estenosis sintomáticas. Las molestias de la estenosis espinal comienzan lentamente y van aumentando gradualmente a lo largo de los meses y los años. Las molestias más típicas son una sensación de entumecimiento irradiante en el trasero y en las piernas en posición de pie o al andar durante mucho tiempo. El sentarse y tumbarse alivian el dolor. En casos más graves, la posibilidad de andar se limita a dar unos cuantos pasos únicamente, apareciendo el dolor incluso por la noche. Sufrir debilidad o incluso una parálisis no suelen ser síntomas frecuentes. La mayoría de los pacientes se ven enormemente impedidos en su actividad diaria al aumentarles el dolor.
En las primeras fases de la enfermedad puede conseguirse alivio acudiendo al fisioterapeuta o aplicando calor en la zona, pero más adelante cuando las molestias son más serias, el único tratamiento favorable será una descompresión quirúrgica. Aunque hoy en día el tratamiento estrella para la estenosis espinal sigue siendo la extirpación ósea de todas las estructuras dorsales (laminectomía) y la fusión con tornillos y barras, en los últimos años se han desarrollado otras técnicas más moderadas.La intervención que yo realizo es una descompresión microquirúrgica adaptada, dejando las estructuras dorsales intactas y extirpando únicamente el tejido compresivo en el canal espinal. De esta forma se puede mantener la estabilidad de la columna y se reduce el trauma de la operación. Esta técnica puede aplicarse cuando se ven afectados varios segmentos y pueden tratarse todos ellos en una sola intervención. La estancia exigida en la clínica suele ser de 5 a 7 días, dependiendo la duración de la fase de recuperación de la gravedad de los síntomas previos a la intervención, pudiendo prolongarse durante varios meses.

La estenosis espinal en la RM axial (flechas), sala de descanso flecha de luz

 Sagitales de RM: Normal espinales flechas verdes, estrechamiento del canal flechas rojas

 

Seite drucken


Comments are closed.