La estimulación del nervio vago (ENV) en la depresión resistente a la terapia

¿Qué es la depresión?

La depresión es una de las enfermedades que son cada vez más comunes a nivel mundial. Figura entre las alteraciones afectivas. Como sucede con el dolor de espalda, aproximadamente el 70% de las personas pasan por un episodio depresivo en el transcurso de sus vidas. Las causas pueden ser variadas; los motivos comunes son, por ejemplo, la muerte de la pareja, una separación, problemas laborales como un despido, el cierre de la empresa, etc. La enfermedad depresiva puede manifestarse, por ejemplo, como desgana general, retirada del entorno social y trastornos en el sueño y la alimentación. En los casos más graves, también pueden alcanzarse pensamientos suicidas La sensación de “existencia sin motivo” es típica de una enfermedad depresiva. Los enfoques psicoterapéuticos y las terapias con medicamentos pueden ayudar, con una alta tasa de éxitos, a superar la depresión. Sin embargo, en el 10% de todos los pacientes no se puede lograr ninguna mejoría a la larga a pesar de una intensa terapia con medicamentos y psicología. En estos casos se habla de resistencia a la terapia. Aquí se aplica la estimulación del nervio vago (ENV).

¿Qué es la estimulación del nervio vago (ENV)?

La terapia de ENV es un procedimiento establecido para tratar determinados tipos de epilepsia. Sin embargo, a mediados de los años 90 del último siglo se descubrió que en muchos pacientes que fueron tratados con la terapia de ENV, la depresión existente podía mejorarse notoriamente al mismo tiempo. La terapia de EVN está autorizada para tratar la depresión resistente a la terapia desde el año 2001 en Europa y desde el año 2005 también por la Food Drug Administration (FDA), la máxima autoridad de aprobaciones de América.

En EE.UU. y Europa, los psiquiatras más importantes se sirven cada vez más de esta posibilidad para ayudar a sus pacientes.

El número de casos satisfactorios es alentador y, tras los últimos estudios, aproximadamente el 50% de todos los pacientes de todo el mundo podría lograr una mejoría frente a las condiciones iniciales. Gracias a la terapia de EVN, se logró una mejoría considerable y permanente en la calidad de vida, en parte también una disminución completa de la depresión.

 

 

 

¿Cómo se realiza la implantación del estimulador?

Los electrodos de estimulación se implantan en una intervención de aproximadamente 1-2 horas de duración, que se realiza en la parte izquierda y delantera del cuello, es decir, un cirujano experimentado en neuromodulación lo implanta con una cuidadosa microcirugía alrededor del nervio vago (décimo nervio cerebral) en el lado izquierdo. Por lo tanto, el nervio no resulta dañado. Los electrodos se unen mediante un cable con un pequeño generador programable. Este generador se implanta bajo la piel en la zona del pecho izquierdo (similar a un marcapasos).

El nervio vago se estimula mediante suaves estímulos eléctricos en intervalos establecidos de manera continuada. El doctor selecciona la programación y el parámetro de estimulación adecuados. La batería del generador dura entre 6 y 11 años, dependiendo de los parámetros de estimulación. Para cambiar la batería, solo es necesaria una pequeña intervención que también puede realizarse con anestesia local en caso necesario. La operación se realiza con anestesia general; después, el paciente permanece normalmente dos noches en observación en la clínica. Los riesgos de la implantación son mínimos con un neurocirujano con experiencia.

 

 

 

¿Qué tengo que hacer para saber si puedo utilizar la EVN?

Los pacientes interesados y los colegas remitentes pueden ponerse en contacto conmigo dada mi experiencia.

Un colega psiquiatra es quien siempre toma la decisión de si un paciente es adecuado para la implantación. El debate preliminar requiere al menos 2-3 horas. El paciente debe enviar antes los informes existentes del médico o de la clínica.

Si se decide que la terapia de EVN es útil, se puede concertar una cita para la operación para el paciente. Normalmente, las operaciones se realizan los viernes o sábados, de manera que el paciente puede ser dado de alta el lunes como máximo en el tratamiento posterior.

 

 

¿Qué tratamiento posterior es necesario?

En los días siguientes, el psiquiatra modificará los parámetros de estimulación de manera que se logre la eficacia óptima con los mínimos efectos secundarios. Esto puede realizarse durante una estancia hospitalaria en la clínica psiquiátrica de tratamiento posterior de unos 10 días de duración, o también se puede llevar a cabo en varias visitas al ambulatorio en este tiempo.

 

 

¿Cuáles son las ventajas de que me opere el Dr. Frank en Múnich?

Debido a que me dedico desde hace tiempo a la neuromodulación, soy uno de los neurocirujanos de Alemania con más experiencia en este campo. En 2003, en mi anterior centro de trabajo, la clínica Klinikum Recths der Isar de la Universidad Técnica de Múnich, desarrollé con éxito la estimulación cerebral en animales con la enfermedad de Parkinson y tremor y también apliqué satisfactoriamente la estimulación de la médula espinal en casos de dolor intratable en la zona de la columna vertebral.

Del mismo modo, ofrezco la estimulación de nervios occipitales (ONS, por sus siglas en inglés) para pacientes con migraña crónica y/o cefalea en racimos. Actualmente, la colaboración se realiza en el marco de un estudio que dirige la clínica Schmerzklinik Kiel .

La estimulación del nervio vago se lleva a cabo en colaboración con prestigiosos e importantes psiquiatras alemanes. El colega psiquiatra decide, junto a su paciente, si un paciente es apto para la implantación (EVN). También se encarga del postoperatorio y de la colocación del marcapasos.

 

 

¿Qué efectos secundarios pueden surgir con la terapia?

Los efectos secundarios de la terapia se minimizan optimizando los parámetros de estimulación, que se regulan de manera individual según cada paciente. Los efectos secundarios más comunes producidos por la estimulación son ronquera, cambio en el nivel de la voz, sensación de hormigueo en la piel, muy raramente asfixia pasajera y tos frecuente. En general, los efectos secundarios son descritos como no molestos por los pacientes y suelen desaparecer por sí solos con el tiempo.

¿Qué pacientes no pueden ser tratados con la EVN?

Además de los pacientes que no se consideran para este tratamiento debido a la evaluación psiquiátrica, no se debe realizar la implantación a pacientes a los que se les ha realizado una vagotomía en el estómago. En el caso de pacientes con trastornos respiratorios, cardíacos y deglutorios, la indicación debe comprobarse con especial esmero. Además, determinados antecedentes cardíacos pueden conllevar la exclusión de la terapia. Los criterios de exclusión se comprueban al detalle durante el reconocimiento inicial.

¿Qué coste me supone?

Como en todos los procedimientos neuromodulativos, los gastos técnicos del generador de impulsos y los electrodos, elaborados con hilos especiales de platino, son altos. El sistema tienen un coste de aproximadamente 12.000€. El precio de la implantación asciende a aproximadamente 10.000€, incluyendo la estancia, la operación y la anestesia. Actualmente, no todos los seguros médicos reembolsan el coste de la terapia EVN. En cualquiero caso, es práctico realizar una solicitud de cobertura que pueda recibir durante los controles preliminares. Normalmente, los seguros asumen los gastos del tratamiento posterior realizado en el hospital o en el ambulatorio ya que consiste en el tratamiento de una enfermedad básica.

 

Seite drucken


Comments are closed.